Carta de participante en la Primer Marcha por la Liberación Animal

Nos publican en nuestro muro. Todxs lxs que asistimos ayer sabemos que ocurrió. No creemos en las mentiras de los medios de des-información. Gracias por el apoyo!

 

971546_494854133934832_519891604_n

————————————————————
Patricia Abadía Rodríguez

Un éxito rotundo su PRIMERA MARCHA POR LA LIBERACIÓN ANIMAL, lograr la asistencia de más de 500 personas en su primer intento augura que gracias a su ejemplo las personas están adquiriendo esa conciencia antiespecista que cada día cuenta con más apoyo y solidaridad.

Triste que su éxito se viera empañado por la intervención abusiva de la policía sofocando el derecho ciudadano a manifestarse de las personas que con humildes pancartas de cartón reciclado pedían LIBERACIÓN YA para los pobres animales encerrados y rogaban a los visitantes no ser cómplices de su maltrato, sin impedir nunca el ingreso al parque. ´

Impactante el susto para los que estuvimos ahí de ver cómo de un momento a otro y sin provocación alguna, la policía actuara con violencia e hiciera una cadena con sus macanas empujándo a los marchistas hacia afuera para que no se acercaran a los portones y obligarlos a dispersarse.

Decepcionante leer en los medios las declaraciones falsas y contradictorias de la policía, asegurando que fue un grupo pequeño de unos 50 estudiantes encapuchados y que lanzaron piedras. Ahora resulta que así le llaman a las vistosas mascaritas, antifaces y viceras de animales que se usaron para personificar los animales y se minimiza el movimiento diciendo que cientos de personas más nunca estuvimos ahí presentes. Nos hicieron transparentes.

Triste ver cómo la policía pedía refuerzos y cuando estos llegaron señalaba con el dedo a los muchachos que quería arrestar, impactante ver la persecución de un muchacho hasta atraparlo.

Increíble ver salir del sitio a la perrera con el detenido, a toda velocidad por una calle estrecha llena de chinamos, embistiendo tanto a visitantes como a manifestantes dispersados, ver cómo atropellaban al joven que les hacía señas para que bajaran la velocidad (que afortunadamente salió ileso porque tuvo los reflejos brincar sobre la tapa del motor y evitar el impacto), y ver cómo luego de que se lograba levantar del suelo lo esposaban y se lo llevaban también.

Fui a apoyar esta marcha en representación de mi asociación y quedé espantada del actuar policial, ayer abrí los ojos y tomé conciencia de que vivimos peor que en una dictadura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *